Skip to content

La receta sostenible de los dulces de La Despensa de Palacio

la despensa de palacio

La empresa de dulces artesanos La Despensa de Palacio, cuyos orígenes se remontan a 1743, encara la campaña de Navidad con el aval a su apuesta por la sostenibilidad y por la reducción de la huella de carbono, al haber obtenido el sello ECO20 que acredita el uso de energía renovable y el CO2 evitado a la atmósfera.

La firma ubicada en la localidad de Estepa (Sevilla) dispone de una planta solar fotovoltaica de autoconsumo que, además de abastecer de electricidad a su famoso museo del chocolate Chocomundo -el mayor de España y el más importante de Europa junto con el de Colonia (Alemania)-, cubre las necesidades energéticas de la tienda y de las instalaciones fabriles.

El sello ECO20 es el único a nivel europeo que permite a las empresas demostrar su nivel de autoconsumo renovable con respecto a su gasto energético total y alinearse así con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 de la ONU, en cuanto al uso de fuentes ‘limpias’ y la lucha contra el cambio climático.

Pastelería sostenible «made with solar energy»

 

En este sentido, la certificación ECO20 otorga a La Despensa de Palacio una diferenciación positiva frente a la competencia, ya que ofrece a sus clientes garantías sobre la trazabilidad de su producción, al implementar medidas que preservan el medio ambiente, como es el consumo energético mediante renovables, con el que evitará la emisión a la atmósfera de 2,3 toneladas de CO2 al año.

La instalación solar fotovoltaica realizada por la empresa especializada CFV para La Despensa de Palacio tiene una potencia de casi 16 kWp y está compuesta por 39 paneles solares de 405 W cada uno, siendo catalogada como una planta de autoconsumo compartido, al abastecer simultáneamente a dos suministros eléctricos diferentes.

Antonio Rivero, propietario y fundador de la compañía estepeña, señala que “con esta certificación, seguimos evolucionando para adaptarnos a los tiempos que corren. Nuestra marca se asocia a la tradición, que no está reñida con el compromiso por hacer del mundo un lugar más sostenible para que podamos seguir ofreciendo nuestros productos por muchos años más si respetamos el medio ambiente”.

Por su parte, el responsable de ECOQuality, Francisco Martín, agradece la confianza depositada en la consultora para la certificación y subraya que “los productos que se elaboran en La Despensa de Palacio utilizan una energía verde y limpia, lo cual, sin duda, es un valor añadido respecto a la competencia”. Además, recuerda que la compañía podrá usar el distintivo ECO20 en el etiquetado y empaquetado de sus dulces, así como en distintos elementos de su imagen corporativa.

 

pasteleria sostenible energia solar

La Despensa de Palacio: tradición secular

 

Los orígenes de La Despensa de Palacio se remontan a los panaderos que en el siglo XVIII abastecían al marqués de Estepa, si bien su constitución como empresa se produjo en 1991 de la mano de Antonio Rivero, uno de los descendientes de esta estirpe de artesanos y que se formó en Francia y Suiza en el arte de la elaboración de chocolate con los maestros Paul Bocuse y Jean-Jacques Bernachon.

Con una capacidad de producción de alrededor de 100.000 kilos de dulces al año, la compañía elabora más de 50 productos artesanales, que abarcan desde chocolate hasta mantecados, polvorones, mazapanes y hojaldres. Su calidad no solo se ha visto reconocida en España, sino que han obtenido distintas medallas de oro en certámenes internacionales como Nueva York, Milán o Londres, entre otros.

En un edificio contiguo a la fábrica de Estepa, la empresa dispone del Museo de Chocolate más grande de España, donde se exhiben moldes, vajillas y recetas antiguas y se enseña el arte de molturar el cacao. Asimismo, La Despensa de Palacio ofrece sus productos todo el año en la tienda de dulces y cafetería de la que dispone en el centro de Sevilla capital.

Como hitos de la firma, destacan también que es la única fábrica de chocolate de Andalucía y que cuenta en la localidad malagueña de Algarrobo con la primera plantación de cacao de Europa, en colaboración con el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea ‘La Mayora’, un organismo mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Málaga.

 

Acolsa certifica la sostenibilidad de sus aceites de orujo de oliva

La empresa sevillana Acolsa obtiene el sello ECO20® por la reducción de emisiones de CO2 gracias a su planta de autoconsumo solar
Read More
smurfit kappa sello eco20

Smurfit Kappa, pionera del sector en obtener ECO20®

Las plantas de Almería, Córdoba y Huelva de Smurfit Kappa certifican la reducción de emisiones de CO2 por autoconsumo solar
Read More

Regantes de Palos de la Frontera producen hasta el 88% de su energía

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera certifica con el sello ECO20® Silver el uso de energía renovable en el bombeo de agua
Read More